La cultura es un derecho de todas las personas

La cultura es un derecho de todas las personas
La cultura es un derecho de todas las personas, por eso debe ser accesible.

miércoles, 14 de septiembre de 2016

Ricardo Trigueros de León


Por Yanira Soundy El viajar llevo a Ricardo Trigueros de León a otros climas y posar su mirada en otros paisajes y escritores de su época. Visitó la tierra reseca y agrietada de las regiones desérticas, la arcilla húmeda de las montañas, el Mar de Plata, las cataratas del Niágara, Europa, América. Disfrutó los paisajes aztecas y amo entrañablemente la dulzura del fruto tropical salvadoreño. Gabriela Mistral le ofreció su palabra y con asombro publicó "Recados". Otro amigo fue el escritor Pablo Neruda, a quien entrevistó y posteriormente publicó “Estampas de un viajero: entrevista con Pablo Neruda”. Recuerda aquel retrato – reminiscencia de mar- (un barco sobre una estufa) que nos dio la presencia material de este gran poeta chileno. También conoció a Eduardo Zamacois, casualmente en una feria del libro. Ambos en España caminaron por las calles adyacentes, mientras las palabras fluían y empezaron las anécdotas, los chistes, el buen humor. Otro día de tantos conoció a Rafael Alberti, luciendo su camisa de marinero y con la hoja de trébol en la mano. Rafael, a quien Trigueros de León llamó “torero de ese gran toro celeste que es el mar”; Torres Rioseco, poeta chileno profesor de la Universidad de California; Alberto Velásquez, poeta de endecasílabos humedecidos en linfa de emoción; José Clemente Orozco, el famoso muralista azteca; en fin una lista interminable de amigos y amigas que dejaron su huella en el camino del escritor, crítico y editor salvadoreño Trigueros de León.

Del libro "Peña Blanca"


EL ETERNO ENAMORADO EN SUS OBRAS Por Yanira Soundy Amó la flor del campo, la lluvia y el sol, el trópico lleno de frutas, la ambrosía de los nísperos. Estuvo rodeado de muchas mujeres: Johjana celosa, hiriente como el filo de un puñal. Ojos grandes e inquietos cual dos lagos de azogue; la mujer del crepúsculo marino, abandonada junto a él como dos barcas a la deriva; aquella a quién dedicó su trilogía, las palabras en los labios deshaciéndose las imágenes al ser pronunciadas; Cypactly y su “Soledá” la única capaz de descifrar su secreto; mujer de harina y musgo, tímida frase de agua con quién leía “La Fugitiva” de Tagore; “La enredadera”, cuyos cabellos de ébano esparcido marcaron oscuros tatuajes en su carne; Guit-len con su ballet de mariposa, “libélula celeste se alza de la rosa” y el verso de Li-tai-pé; “la mujer desnuda” en el peinador así toda blanca y feliz, no era Diana, ni Helena , ni Friné, ella cantaba una canción cualquiera y se miraba los senos; su afán en el recuerdo. (Yanira Soundy escribe “Peña Blanca” en honor a la memoria de su tío Ricardo Trigueros de León)

Del libro: Antología poética y de cuentos cortos.

La luciérnaga Por Yanira Soundy -....Y volverán, no lo dudes- decía el pequeño duende azul en cada nuevo sueño de la mañana. Pero aquello era incierto, el pañuelo de luz no se agitaba igual que antes diciéndome: -Aguarda por mí en la montaña. La flor pensativa ya no hacía alarde de su corpiño rojo y mi alma que antes estaba llena de ilusiones blancas, se había vuelto triste, muy triste... Vivía sin ella, a solas, en la distancia como una pobre extraviada que no sabe dónde ir. Pensaba en otras cosas, pero siempre volvía a su señal de luz en los cristales. Le buscaba en el cielo leve y quieto, pero ella no estaba. Volvía mis ojos a las olas, luchando hasta cansarme. Le buscaba en el sueño que le presiente, en mis rezos, en mis ansias y recuerdos. Volvía mis ojos a la higuera hojosa, a las urracas en fiesta, al rumor de la casa, al viento, a la soledad, pero tampoco estaba. Le busqué en el tiempo para que no se escapara, donde podía acariciarla con sabia avaricia, hasta apagar mi sed destejiendo su misterio. -¿Quieres volar?- me preguntó en secreto. Yo, un poco tímida, escogí la luz más tenue y me vestí con ella. Luego le acompañé a una hoja helada y desde allí iluminamos la noche, la maravilla del tiempo, la eternidad...  

martes, 24 de junio de 2014

¿Qué es necesario en el sector Cultural?

"Las decisiones políticas, las iniciativas económicas y financieras y las reformas sociales, tienen más posibilidades de éxito si se tiene en cuenta la perspectiva cultural. Por tanto debe promoverse la visión multilateral de la cultura con el apoyo de organismos internacionales como la UNESCO." Es necesario: 1) Reconocer la dimensión cultural del desarrollo; 2) Afirmar y enriquecer las identidades culturales, 3) Aumentar la participación en la vida cultural; 4) Fomentar la cooperación cultural nacional e internacional. 5) Fortalecer las redes y proyectos culturales e impulsar nuevas redes. 6) Solicitar colaboración a organizaciones que prestan asesoramiento a los gobiernos en materia de políticas en particular en el ámbito de la administración cultural. 7) Tener presente en todo momento que la cultura no puede ser relegada a una función subsidiaria de simple promotora del crecimiento económico. El papel de la cultura constituye la base social de los fines mismos." Yanira Soundy
"La cultura debe redefinir su papel frente a la economía y al desarrollo, con acciones orientadas a recuperar y proteger nuestra identidad como Nación, nuestra fortaleza como personas creativas y emprendedoras y el patrimonio cultural salvadoreño." Yanira Soundy

La cultura es de todas las personas.

"La cultura no puede limitarse a determinado segmento de la sociedad, a un espacio geografico, estrato social o grupo humano; la cultura es de todas las personas. No se limita a un activismo artístico (exposiciones, bienales, intercambios culturales, edición de libros, etc). La cultura representa nuestras formas de vidas, gastronomia, vestuarios, bailes, músicas, tradición oral, creencias, costumbres, tradiciones, etc. De nada sirve montar grandes exposiciones pictóricas, construir museos o editar libros, si nuestra gente no entiende lo que lee o no sabe leer ni escribir ni posee los criterios básicos para apreciar una obra de arte, y por otra parte no conoce su historia y no tiene una identidad cultural definida." Yanira Soundy

Debemos retomar a la cultura

"Es hora de ejecutar proyectos y programas culturales dirigidos a mejorar el nivel de vida y de cultura de los salvadoreños y salvadoreñas, como por ejemplo: desarrollar proyectos de cultura viva en las comunidades costeras, cafetaleras, artesanales, indìgenas, maquiladoras, agropecuarias, etc. Revalorizar la identidad cultural de los jóvenes infractores y miembros de pandillas, fortalecer la enseñanza artística como un medio para la rehabilitación de menores discapacidados y personas de la tercera edad, promover la cultura de prevención de desastres naturales, establecer redes de información cultural y desarrollo humano, crear conciencia en los legisladores sobre la temática cultural, para la creación de leyes especificas que puedan guiar la protección de nuestro patrimonio acuático, histórico y cultural; promover proyectos culturales inter-universitarios con la empresa privada, estatal, municipal y comunal; crear y proponer políticas y alternativas concretas para que el sector cultural pueda absorber un número determinado de trabajadores voluntarios (estudiantes universitarios para hacer su práctica social en su propio campo de trabajo); concientizar a la población sobre el valor real que tiene el trabajo cultural de la mujer en nuestro medio; fortalecer la participación cultural comunitaria, promoviendo el liderazgo cultural de la población salvadoreña , priorizando la atención de las personas provenientes de los grupos socio culturales mayoritarios, continuar los programas de descentralización de la gestión cultural incorporando a diversidad de actores y actoras al desarrollo cultural; promover una cultura de valores en la paternidad y maternidad responsables, sin violencia intrafamiliar, maltrato a los menores, agresiones sexuales, desvalorización de normas, alcoholismo, drogadicción, prostitución, niños y niñas abandonados, explotación de menores, etc. Debemos retomar a la cultura como la única fuerza capaz de ganar la lucha contra la pobreza, la exclusión y los prejuicios." Yanira Soundy